Buscar...

lunes, 7 de marzo de 2016

La religión agradable a Dios


Cierto día, al caminar por la calle, mire a un señor en silla de ruedas. El quería cruzar la calle, aún con tan abundante trafico y aunque había mucha gente, nadie lo ayudaba. Siendo sincero, yo al verlo esperé a que alguien mas lo ayudara (malamente) pues anteriormente al intentar yo ayudar, muchas veces se ofendían o sentían mal.
Dios me movía a ayudarlo; entonces lleno de valor, fui y le pregunté (con la mayor humildad y respeto que pudiera) al señor si necesitaba ayuda, volteo y me sonrió y me dijo: no, ¡muchas gracias! Al volver a mi camino comencé a sentir muy fuerte la presencia de Dios y al borde de las lagrimas un pensamiento llegó a mi mente: La religión pura y sin mancha es visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, o sea ayudar al necesitado. Me di cuenta que esa era la religión que debemos practicar, misericordia quiero dice el Señor (Mateo 9:13). El ser misericordiosos y compasivo, eso nos liga con Dios.

La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo.

Santiago 1:27

No hay comentarios:

Publicar un comentario